jueves, 24 de enero de 2013

Por la boca muere el pez Pujol

Como se nota que este tío no ha metido nunca las manos en un fogón. Y lo más triste, es que ni el ni nadie de su familia se quemarán jamás... a no ser que con la excusa del próximo San Juan y aprovechando las grandes hogueras que se suelen hacer en muchas poblaciones, los echemos a ellos y a toda esta casta política de sinvergüenzas y corruptos al fuego.


Besos y abrazos a casi tod@s.

3 comentarios:

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)