martes, 21 de febrero de 2012

Con tacones y a los premios 20blogs

Me desperté por la mañana sin haberme acostumbrado aún a este nuevo cuerpo, el cual sigue despertando mí curiosidad y del que sigo descubriendo, cada día, un nuevo rincón en el que darme placer.
Tras un ratito sobandom… digo, inspeccionándome y acostumbrándome a el.

(diossssssssss, si lo llego a saber antes…)

Una buena ducha, otro ratito de sobete… de inspección y hacia un armario, tan nuevo y desconocido como mi nuevo cuerpo.


Nunca imaginé que el ‘qué me pongo ahora’  fuera real y complicado. A saber… en mi armario antes tenía, unos gayumbos boxers de con motivos tropicales para tapar mis, ahora, extintos cojones, pantalones para vestir las piernas, una camisa negra para vestir mí cuerpo serrano, mi clásica corbata roja para el cuello, unos zapatos para cañzar los pies, y mi máscara. Con este nuevo cuerpo, las posibilidades se han multiplicado por muchicientas y tiene cojones la cosa.


Tengo sujetadores de uso diario, de alto rendimiento, de deporte, con escote en V, de balconcete, con tirantes o sin tirantes, (o con tirantes invisibles), con relleno para engañar o push-ups que quitan el hipo, (y cortan la respiración… la mía). Tengo blusas, blusones, camisetas, tops, camisas… estrechas, anchas, con mangas, sin mangas, con cuello cisne, con cuello vuelto, de cuello barco o redondo, palabra de honor, (palabra de honor que no exagero ni un poquito), recatadas, serias, vaporosas, sutiles, transparentes, sport, informales…  lisas, de colores o estampadas, de algodón, de licra, de nylon, de seda… A la mierda…!!!
Opté por un instrumento de tortura inventado por un hombre que odiaba a las mujeres: el corsé! Un estupendo dos en uno que te impide respirar y, por arte de magia, te quita una talla de cintura y te la pone en las tetas.
Divino…!!!


Para las piernas, una vez decidido el corsé, se eliminaron tropecientas posibilidades, aún así seguía teniendo ante mí toda una serie de pantalones boot-cut, pantalones campana, pantalones pitillo o pantalones espátula. Vaqueros, viscosa, de cuero o de látex (estos me los guardo en el cajón de los látigos de 7 colas, je, je, je…) De tiro alto o de tiro bajo, con bolsillos o sin ellos, cinturilla ancha o estrecha. O faldas… Lo único que tenía claro es que optaría por el color negro.
Al final no encontré nada entre las múltiples posibilidades que ofrecía mi armario y me regalé una falda de piel de un corto apropiado para estrenar junto a mi nuevo look.
Zapatos, botas o botines! De salón, con plataforma, de tacón, de taconazo o de putón, (opté por estos últimos, claro)


Y, aunque parezca mentira, no coges las primeras bragas que encuentras, noooooooo… y menos después de la aventura que pasé y que ya os explique no hace mucho, juar…
Las tengo de abuela, para dormir, para insinuar y para triunfar. Tangas, tirachinas o brasileñas. A juego con su sujetador o de 3 a un euro. En este apartado lo suelo tener más fácil, por que, tras mi experiencia con EL TANGA que ya os explique no hace mucho, me gusta sentir como la brisa mece mi vaporoso y rizadito flequillo ;-D


Ah… y el pelo!!! Me he puesto de pelirroja, para ganarme por méritos propios el adjetivo de tonta, que ni eso me gusta que me regalen!

Una vez reconstruida, me vino a la memoria lo que mi madre (que de esto sabe un rato) siempre me ha dicho, que no hay que llegar puntual a las fiestas, que lo ‘bueno’ se hace esperar. Así que, como siempre, llegué por los pelos y maquillándome en el coche, (esto se lo he visto hacer a muchas y parece sencillo no sacarse un ojo en el intento). Y me compré una máscara que fuera con mi nuevo look poco antes de llegar a la Sala Faena, en la C/ Atocha 125.


Yo no sé cómo lo hacen el resto de mujeres de este mundo para caminar, correr e incluso bailar con tacones.  Soy mujer de piernas recias, fuertes, un buen par de Columnas de Hércules, de estilo dórico, sin florituras ni ostias… joder, me estoy poniendo berraca y todo… Pero encaramadas a ese par de instrumentos de tortura parecían hechas de papel de fumar… qué tembleque!

Como decía… el tembleque de las piernas era debido a los tacones, juro que encontrar tanta gente con corbata, bien vestida, formal, tanta cámara y tanta luz no produjo ni uno sólo de los espasmos, balbuceos y pérdidas de memoria que sufriría antes, durante y después de la entrega de premios.

Enseguida me ‘re-encontré’ con Abacab  y  Chary Serrano.
Abacab me reconoció al instante, a pesar de la operación de cambio de sexo. Qué tío tan grande, además de alto. Y mí Chary, dulce y acogedora, un placer ‘volver a veros’  y compartir un rato con vosotros.


No dio tiempo a hablar con más blogeros, porque empezó la entrega de premios modalidad cuenta atrás en Cabo Cañaveral ¡¡¡PERO QUE ESTRÉS, POR DIOOOOOOSSSSSSSSSSS…!!!.
Y como cada año, no podía faltar quien me echara en cara el que no diese la cara, o el tiracañas (en esa modalidad soy nueva) Xabier Leal, autor de  Cortejo humano y otras formas de inteligencia genital. Buena forma de cortejar Xabier, tú sí que sabes acariciar mi ego. Has conseguido que no te olvide
J


Sin tiempo pa na, anunciaron que Mario Vaquerizo (no podía ser otro, pensé) haría entrega del premio al ganador de la categoría de Multimedia y Microblogs. Y cuando Luis Piedrahíta dijo ‘Hasta los Cojones’ comenzó el arduo trabajo de subir los tres escalones sin tropezar y sin escoñarme. Me picaban hasta las medias. De pronto, la falda era demasiado estrecha y los tacones, plataformas imposibles de estabilizar… el maquillaje se me derretía bajo los focos (y bajo la máscara) y el corsé, estaba produciendo una incómoda hiperventilación que parecía que iba a fisurarme las costillas. Pero allí estaba yo, subida al escenario delante de un montón de gente que me miraba de forma curiosa. ‘Sin cojones, pero con tacones’ logré susurrarle al oído a Mario Vaquerizo, y su mirada acero azul palideció. Tal fue su conmoción, que paro la gala para anunciarlo y me puso su micrófono en la mano… noooooooooo… ese, noooooooooooo… el otro, el de hablar, ja, ja, ja…




Con semejante falo parlante entre mis manos, no sabía si saludar a mi mamá y a mí papa que mestarán escuchando o empezar a chuparlo de forma compulsiva, así que opte por balbucear y satisfacer la curiosidad de todos los presentes… ¡¡¡LA OPERACIÓN DE CAMBIO DE SEXO HA SIDO TODOS UN ÉXITO…!!! 

Y la sala se vino abajo…!!!. 
En ese momento, como ya os dije, mis tacones tomaron el mando y bajé del escenario con mí 4º Enekito (como pesan los joios) y otro diploma con el que limpiarme mí, ahora, hermoso y deseado culito.



Fueron ellos, y no yo, quienes me llevaron directamente a la barra, la cual aún tardarían un rato en abrir… y mientras charlaba con un encantador gallego residente en Barcelona, autor del blog Psicología al alcance de todos,  nos llamaron para la foto de familia, y yo con estos pelos, y estos putos tacones.

Casi no llegamos, aunque me podía haber ahorrado la carrera, ya que se me puso delante la bloguera esta tan guapa y tan alta que sabe mucho de maquillaje y tal, y que si la llego a pillar hace 2 días le meto de to menos miedo, y no se me ve en ninguna de las fotos de grupo.



Y por fin reabrieron la barra y empezó el desfile de canapiés, a cual más pequeño y ridículo (putos snobs…) con lo a gusto que me hubiera comido yo un bocadillo de jamón serrano con pan con tomate, sal y aceitito de oliva, mmmmmmmmmmmmmm...


Y nada, que os mando un saludo muy grande a todos los blogueros con los que tuve la ocasión y el placer de charlar, entre los que destaco a un periodista cubano, a una musa de la fotografía y al viñetista del blog El patíbulo: actualidad, opinión y sarcasmo.
También tuve la ocasión de conocer y charlar con el periodista Ignacio Escolar, por quien siento especial debilidad, sobre todo desde que dejó la prensa vendida al capital.


Me disponía a abandonar la fiesta cuando… sorpresa!!!
Me encontré con el chico de los chupa-chups, el de las motos. Confieso que soy fan de Pedrosa y este tipejo me parece un chuloputas por muy campeón del mundo que sea, pero aproveché la ocasión para pedirle una foto, que una cosa no quita la otra.
Por cierto, muy galantemente me pidió que me descubriera la cara, a lo que yo le conteste:
¿Tú cuando trabajas te quitas el casco?
NO…???
Pues yo tampoco me quito la máscara.
AHÍ TE QUEDA ESO Y FORÇA PEDROSA…Juar, juar, juar…


Y, hasta los cojones de los tacones… me bajé de ellos y me fui a descansar ya, por fin, más ancha que larga y con la satisfacción de que, aunque los señores y señoras del supuesto jurado de ‘expertos’ no me han seleccionado para ninguna de las 5 finales de las 5 ediciones a las que me he presentado de este maldito concurso (soy consciente de mis limitaciones, je, je, je…) soy, hoy por hoy, gracias a todos vosotros, los que estáis ahí, día tras días, leyendo las opiniones y diatribas de esta, vuestra humilde servidora, la que más Enekitos atesora, ya van 4, jaaaaaaaaaaaaa, ja, ja, ja, ja, ja, ja… (risa malévola).


Por cierto, el año que viene me presentaré en la categoría de personal… o de humor, que  Torrente a mí lado va a parecer un puto niño de San Ildefonso cantando los numeritos del gordo de navidad ;-D
Besos y abrazos a casi tod@s.

PD: Un besazo enorme a mí amigo Chema Sanmorán, del cual son muchas de las fotos que ilustran esta ida de olla ;)

15 comentarios:

  1. Gracias por compartir la gala, y tus impresiones con nosotros, los que no pudimos y quisimos asistir!!!

    Estabas guapísimaaa, eso no te lo quita nadie^^

    Un saludo GoBri!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanto como lo relataste ,suerte de descubrirte ,gracias a un anónimo amigo que te descubrió.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues, personalmente, creo, que estas mejor ahora.
    "Guap@".

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que el cambio ha sido para bien, a ver cuanto dura, je, je, je...
    Besos y a brazos para tod@s ;)

    ResponderEliminar
  5. jajajajaj qué cabrón!
    Te representaron bien, tenía pelotas la pieza.

    Y el año que viene a personal, ahí estás de puta madre (no vayas a caer en la misma que yo..)

    ResponderEliminar
  6. No tantas pelotas macarroncito, no tantas O:-)

    ResponderEliminar
  7. Debo reconocer que has mejorado mucho con el cambio, pero el cirujano te quitó altura, seguramente para ponerte bien las lolas, pero te dejó estupenda.
    Lo malo como dices es lo del armario... antes acababas enseguida y ahora estarás horas decidiendo.
    Fue un placer compartir la fiesta con tu nuevo look, pero a la vez te eché de menos.

    Y gracias por lo de dulce y acogedora.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:41 p. m.

    No tantas pelotas macarroncito, no tantas!!

    ResponderEliminar
  9. Felicitaciones por tu post, por compartir la experiencia de los premios con nosotros que no tuvimos tiempo (ni agallas) para presentarnos como novatos en dicho evento. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades por el premio y gracias por lo de encantador. X cierto, tengo ke decir que muy snobs para los pinchos pero luego les pedías una copa cara y te "sugerían" que bajases el listón. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. He de decir que el cambio de sexo te sienta genial jijijijiji, yo no pude ir por motivos de trabajo y por que quede 6º en mi categoría.
    HLC tambien te digo de seguir asi pillas a shumacher en titulos, por cierto el año que viene a ver si tengo más suerte y me coloco en los primeros puestos que deseo esa estatuilla de verdad.
    Un saludo desde mis mundos amigo.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡Tía buena!!!! Jajajaja vaya odisea la preparación para la fiesta, me ha gustado mucho la crónica :D:D:D. Felicidades por tu premio!.

    A mí se me olvidó que el rímel me da alergia y se me quemaron las pestañas :-(, espero que después de quitarte la máscara y el maquillaje estuvieras intacta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Escribes crónicas muy buenas, ¿escribes guiones? porque plasmas genial lo q va pasando, y las situaciones, reacciones...
    A seguir!! y muchos premios más!!!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo12:33 p. m.

    QU ASCO D TIO ST MARIO VAQURIZO NO S X Q LO TINN AHI SALINDO M DA ASCO ST TIO

    ResponderEliminar

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)