jueves, 5 de abril de 2007

Tirando de la manta de las oenegés.

Mira por donde.
Otro gran negocio que cae.
55 MILLONES DE EUROS (casi 10 BILLONES de nuestras añoradas pesetas) que tenían que haber sido para apadrinar niños del tercer mundo y no se sabe cómo fueron a parar a empresas, muchas de ellas inmobiliarias, tienen la culpa.
Por si no ha quedado claro...
55 MILLONES DE EUROS.
Sólo se puede definir a esta gente con una palabra...
SINVERGÜENZAS.
La noticia completa, AQUÍ.

3 comentarios:

  1. Otra que cae... parece que el efecto dominó empieza a funcionar.
    Que asco de gente, jugar con los sentimientos solidarios y el dinero de las personas que confian en esa causa, en un mundo mejor.
    Les deseo lo PEOR.
    Salud/OS!

    ResponderEliminar
  2. Y yo soy una de las muchas personas que tienen un niño apadrinado ahí. Sinverguenzas es poco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¿En intervida?
    ¿Y que vas a hacer?
    ¿Os han informado de algo?
    ¿Hay alguien que se este moviendo para emprender acciones legales contra ellos?
    Hay que ser un miserable para jugar con la vida de niños inocentes y con la solidaridad de las persona.

    Salu2.

    ResponderEliminar

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)