miércoles, 7 de marzo de 2007

Justicia divina.

Después de ver la noticia por televisión y leerla en la prensa no puedo más que llorar. Llorar por los niños que pasaron por las manos de este hijo de puta o por las de cualquiera que sea capaz de abusar sexualmente de un bebe.
Si Dios existe, se hará justicia y este monstruo morirá, por que hay que ser un monstruo para violar a bebes y grabarlo en video. Igual trato se debería procurar a los que poseen y distribuyen las imágenes de las violaciones.
Ante tales atrocidades, uno se plantea si la pena de muerte seria la solución. Yo creo que no. El daño ya esta hecho y los que seguirán sufriendo de por vida son sus victimas, sus familias...
La muerte es un castigo insuficiente.
Ojo por ojo...
Yo les amputaría las piernas, los brazos (el pene, no. Que el deseo les haga sufrir) los encerraría en una celda sin que pudieran ver el sol y los mantendría con vida. Que cada día fuese para ellos un infierno y deseasen estar muertos. Solo de esa manera se haría justicia por vejar bocal y analmente a bebes de hasta dos años.
Lo que realmente me parece increíble es que a esta gentuza solo se les pueda juzgar por abusos a menores ya que la puta ley esta mal hecha y no recoge el hecho de que un bebe no puede resistirse a la violación y, por tanto, no existe violencia ni intimidación. Si no hay bracitos, no hay galletitas. Tócate los cojones...
Si Dios existe, se hará justicia. Y si no, que se aplique la de los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)