domingo, 11 de febrero de 2007

Todo es relativo.

En mi época de universitario, tenía un profesor que si dabas por cierto algo al contestar una pregunta de examen, no continuaba leyendo y te la puntuaba con un cero patatero. Todas las respuestas debían empezar con un “depende” y razonar todas las opciones teniendo en cuenta cada situación posible. Este sujeto era la cosa más intransigente del mundo, como profesor y como persona (todo un contraste). Antipático y pedante por antonomasia. Pero aprendí algo de el:
Todo es relativo.

Me explico...
Se ha creado una gran polémica con respecto a la decisión de Buenafuente de no recoger un premio que le han otorgado al tener que compartirlo con Losantos.
Primero dejare clara mi postura: Soy fan de Buenafuente y odio a muerte a Losantos al considerar que, con su periodismo de difamaciones y mentiras, lo único que busca es crear el odio y la confrontación entre los pueblos de nuestro país. Una sola vez, sin querer, sintonice su emisora, no habían pasado 5 minutos y ya estaba llamando a información telefónica para que me dieran el numero de la emisora para reprocharle todas las infamias que salían de su boca y de la de su “colaboradores”. Me sentí ultrajado e impotente ante la posición de poder que el ocupaba y la posibilidad de que sus calumnias las pudiera dar alguien como ciertas. Y os aseguro que son muchos los incultos que creen en la España catastrofista que predica este personaje. Por que no os engañéis, la audiencia de este tipo es la España más negra y profunda. Esa España reflejada en libros como “Los santos inocentes” de Miguel Delibes. Lo mejor del caso es que yo soy apolítico, no me importa quien mande mientras a mi me dejen tranquilo y últimamente, los que no me dejan tranquilos son los que no mandan... Hay que joderse. Pero al oír a ese individuo, sentí odio, me sentí atacando, como catalán y como español que soy.
Como no quiero caer de nuevo en el mismo error, aplicare las enseñanzas de mi antiguo profesor y después de “contar hasta 10” como unas 100 veces y respirar profundamente, emitiré mi opinión sobre el tema:
¿Retiraría a Losantos de antena?
Depende:
No, por que es una emisora privada y en una emisora privada no tienen que dar cuenta de sus contenidos a nadie más que a ellos mismos.
Si, por que el hecho de no tener que dar cuentas a nadie no le da derecho a faltar el respeto a los demás y engañar a sus oyentes, los cuales lo creen sabedor de la verdad absoluta.
Pero yo me pregunto...
¿Por que nadie ha emprendido acciones legales contra este individuo?
Me refiero a acciones de verdad.
¿Por algún tipo de interés oculto?
Lo más increíble del caso es que Losantos empezó militando en el partido comunista... La de vueltas que da la vida.
¿Estoy de acuerdo en la decisión de Buenafuente?
Depende:
Si Buenafuente no quiere compartir escenario con este manipulador, esta en su derecho. Igual que todos los que apoyan su decisión, están en su derecho de mostrarse contrarios al “periodismo” de este personajillo.
Yo, mas que de Losantos, me preocuparía de “por que” le han dado ese premio y de los que han hecho posible que lo reciba. El mal se mata de raíz.
No estoy de acuerdo, por que si yo me encontrase en la situación de Buenafuente, habría sido mucho mas “sutil”, recibiría el premio y, como premiado, le habría preparado una encerrona en mi programa para ponerlo en evidencia delante de todo el país. Ese es el Buenafuente que a mi me gusta, pero...
¿La solución?
Me basare en una grandísima e incomprendida película del magnifico actor Jeff Goldblum: Mister Frost.
El mal necesita que crean en el. Y hará cualquier cosa con tal de conseguirlo. Sin creyentes, el mal dejaría de existir.
¿Cual es el canal de difusión del mal hoy en día?
Los medios de comunicación.
Por consiguiente, los culpables de toda esta situación son...
Pues eso... La solución es tan sencilla como no volver a escuchar ni una sola palabra que salga de la boca negra de este supuesto “periodista” ni leer una sola letra que cague sobre un trozo de papel. Si lo escuchamos o lo leemos, estaremos dándole la razón, la razón de su putrefacta existencia.
A Losantos le a picado el tema un güebo y esta arremetiendo contra todo lo que se menea, pero eso era lo que se esperaba de el, no se por que la gente se extraña. Ahora es cuando empieza la lucha entre el Bien y el Mal. El Mal destruirá todo lo que se le ponga por delante y buscara crear el caos aprovechándose de la incultura del pueblo.
El Bien ¿pondrá la otra mejilla...?
Señores, hagan sus apuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)