miércoles, 28 de febrero de 2007

Reflexiones de un rico.

Según el refranero popular, el dinero no da la felicidad... Esto lo tuvo que decir alguien con dinero para que los que no lo tenemos, nos conformemos, por que Dios sabe que la felicidad no la da, pero ayuda... Y mucho.
Y si no que se lo digan al sujeto que entrevistaron ayer en la sección de economía de “El periódico de Catalunya”.
Este individuo me toca los cojones por que habla desde la seguridad que da el tener dinero. Desde esa posición, se atreve a decir que “el que tiene miedo a perder, no tiene derecho a ganar”
Esta frase me ofende profundamente al ser un pequeño empresario que lleva casi 10 años luchando por salir adelante sin tener más apoyo que mi familia. Una familia humilde que jamás me ha negado nada y que ha compartido mis sueños.
Me gustaría verte a ti, listo, poner un negocio con una hipoteca abalada por tus padres. Miedo a perder no, TERROR es lo que sentirías solo de pensar que si no salen bien las cosas, no solo arruinarías tu vida, arruinarías la vida de tu mujer, la de tus hijos, la de tus padres. Con que derecho te atreves tu a juzgar los derechos, las inquietudes del pequeño empresario. Yo cada noche doy gracias a Dios por poder pagar la hipoteca de mi negocio, la hipoteca de mi casa, el alquiler, los sueldos y la seguridad social de mis empleados, a mis proveedores, los impuestos... etc. Miedo no, PÁNICO es lo que siento cada vez que me da por pensar que pasaría si las cosas se torcieran, Dios no lo quiera.
Como un tipo que es capaz de decir que “La gente que tiene la habilidad de mirar las cosas desde un punto de vista diferente se divierte mas y, luego, se hace rica por que tiene mas oportunidades” Se Atreve a escribir un libro que “quiere llevar a la reflexión sobre el mundo actual”. No se en que mundo vives tu, pero en el que yo vivo, solo se hacen ricos los que ya tienen dinero y pueden arriesgar sin ese “miedo” del que tu hablas. Las oportunidades las da la confianza que da el dinero, no las ideas. Los demás, los que de verdad nos jugamos nuestro futuro y el de nuestras familias por una idea, solo nos queda ir a mendigar a los bancos y cajas como en la que tú eres director general y rezar para que nos deis la oportunidad de llevar a cabo nuestra idea. ¿Dices que has escrito un libro basándote en estos pensamientos? Pues yo no lo voy a comprar. Hacer mas rico al que ya lo es y se va vanagloriando de ello no va conmigo.

Saludito “rico”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)