sábado, 24 de febrero de 2007

CASTIGO, CACHETE, BOFETADA, PALIZA, HUMILLACIÓN.

Me toca los cojones esos padres que golpean o pegan de manera repetida y brutal a sus hijos, tanto en la calle como en la complicidad de sus hogares. Pero también me toca los cojones los que quieren llevar a la cárcel a los que, ante la mala conducta de sus hijos, zanjan el altercado con un oportuno cachete disciplinario, que no educativo, en el culo.
Aclarare que no estoy a favor del castigo físico al menor (véase golpe, bofetada, paliza o humillación) Pero considero que no se puede meter en el mismo saco un cachete en el culo.
Como experto que soy en recibir castigos de todo tipo (fui 5 años a un colegio del Opus) me gustaría empezar haciendo una clasificación de algunos tipos a los que fui sometido:

Castigo:
Hoy no sales al recreo
Mañana traerás “prestaré atención en clase” escrito 500 veces.
Estarás de pie mirando a la pared durante toda la clase…

Cachete:
Lo que me daba mi Padre, cuando me lo merecía en el culo.

Bofetada:
Lo que me daban la mayoría de los profesores y curas abusando de su posición y apoyados por una sociedad que lo encontraba normal y correcto. Quien no conoce la máxima “la letra con sangre entra”. Pues en mi caso, más bien era… “la letra ni con sangre entra”

Paliza:
Algo que no debería existir y que yo he recibido en alguna ocasión (jamás por mis padres). Recuerdo una de ellas por un maldito tirano cabrón que por entonces (hace unos 14 o 15 años) impartía la asignatura de naturales. Ese individuo me hizo subir a la tarima colocándome en el centro, mirando a la clase con los brazos pegados a los costados y la cara levantada. El se coloco frente a mí avisándome que si separaba los brazos, volvería a empezar. Y empezó… me arreo un ostiazo a la vez que gritaba “UNO”, seguido de otro ostiazo con la mano contraria a la voz de “DOS”. Mano contraria y “TRES”, seguido de un “CUATRO”. En este punto la mayoría de la clase se había apuntado al festival coreando todos juntos el “CINCO”. Sin poder evitarlo y de forma instintiva, levante una de mis manos sin llegar siquiera a cubrirme la cara y mucho menos evitar la hostia numero “SEIS”… “VOLVEMOS COMENZAR” grito el Hijo de Puta. Todos juntos… “UNO, DOS, TRES, CUATRO, CINCO, SEIS, SIETE, OCHO…MAAAAAAAAAAAAAAAAMB…” Ante el inminente hostiazo final (el cabrón tomo carrerilla recreándose en el momento) y como reflejo, ladee el cuerpo un poco en dirección contraria a la que venia la mano abierta del susodicho individuo… Creo que fue lo peor que podía haber hecho, pues me engancho a la contra con la otra mano y me envió al suelo de la que, probablemente, a sido la ostia mas grande que me han dado en mi vida. “BOOOOOOOOOOOOO…”. Risas, aplausos y yo en el suelo, llorando, no solo por la paliza que me acababan de arrear, si no también por la humillación a la que me habían sometido. Aun recuerdo la cara de satisfacción del miserable, pero no el motivo por el que fui castigado de esa manera. Como podréis imaginar no creo que pasara de no entregar los deberes o algo así.

Humillación:
La verdad es que la humillación me la pasaba yo por el forro de los cojones, eso provocaba que se me aplicasen directamente los castigos más físicos.

Una vez presentadas mis credenciales, y creo que con todo el derecho del mundo, daré mi opinión sobre el proyecto de ley que se quiere elaborar para prohibir el que un padre pueda darle un cachete a su hijo en el culo, pudiendo ser juzgado y condenado con la cárcel por ello.

Como siempre, aquí la gente saca las cosas de madre, las exagera, las saca de contexto, todo con el único fin de alarmar a la población, al ingenuo ciudadano. Todo esto tiene mayor repercusión si va abalado por una ONG como puede ser Save The Children. ONG que, para mi, a perdido toda credibilidad y pasa a formar parte de ese grupo de gente que se les ha ido la olla en nombre de los pobres niños. No nos confundamos. Yo estoy totalmente en contra de la explotación infantil y cualquier cosa que atente contra las libertades y derechos de cualquier niño del mundo (soy padre). Pero no nos pasemos.
¿Dónde estaríamos mas de uno si nuestro padre no nos hubiera calentado el culo por las barrabasadas que hacíamos de pequeños? (Aclaración: mi padre jamás me ha tocado la cara, cuando tenia que ponerme la mano encima, como ya he dicho antes, lo hacia dándome un buen cachete en el culo) Pues yo probablemente en la cárcel… Bueno, no exageremos, pero cuando tenia unos 10 años, me dio muy fuerte por las maquinas de marcianitos. Me gastaba toda la paga que semanalmente me daban mis padres en ellas, y la ansiedad que sufría por no poder seguir jugando era tal que empecé gastándome algún cambio de la compra y acabe cogiendo dinero del monedero de mi madre. La primera vez que me pillaron mis padres intentaros razonar conmigo. También la segunda y una tercera. A partir de hay, mi padre tomo una decisión, cada vez que me pillaran cogiendo dinero del monedero de mi madre, me pondría el culo como un tomate. Y así fue. Buff… Y no sabéis que manos tiene mi padre.
En una ocasión, un sevillano muy gracioso… ¿Alguien conoce algún sevillano que no lo sea? Cogió la mano de mi padre y mirándola con admiración exclamo…
¡¡¡ QUILLOOOOOOOO. SI ETO NO E UNA MANOOOOOO. ETO E UN MUESTRARIO DE POLLAAAAAAAAS!!! Bueno… continúo que me pierdo.
Fueron cuatro cachetes certeros que me dejaron el culo rojo como el de un mandril.
Y CON RAZÓN.
La segunda vez, otros cuatro. Aun así, mi ansiedad era tal que un día traspase esa línea que nadie debe traspasar y de la que dependía mi futuro… Como mis padres no querían ponerme la mano encima, miraban siempre de no dejar el monedero a mano para evitar tentaciones por mi parte. Pero un día vinieron mis abuelos a comer y cuando estaban tomando el café, me metí en el dormitorio y cogí dinero del monedero de mi abuela, que en paz descanse. Me fui al salón de maquinas y me pase toda la tarde enganchado como un yonki, disfrutando de cada uno de los intensos segundos que me proporcionaba el chute de adrenalina que generaba mi cuerpo ante las mas inverosímiles aventuras o deportes que podía vivir y practicar sin moverme de delante de la pantalla. Una vez se me acabo el dinero volví a la dura realidad, al miedo a ser descubierto, al miedo a los cachetes de mi padre. La angustia se apodero de mi junto a un sentimiento de culpabilidad por que sabia que lo que había hecho, estaba mal.
Me dirigí a casa.
Abrí la puerta.
Y en el salón de casa estaban todos reunidos, muy serios. Me habían pillado. Mi abuela se había dado cuenta enseguida y mis padres estaban seguros de que había sido yo. Mi padre me dijo que pasara al dormitorio. Yo rompí a llorar, no quería por que sabía que si me mantenía en el comedor, con todos, el castigo no seria tan severo. Mis abuelos le quitaron importancia “son cosas de crios” Mi madre callaba. Mi padre me agarro del brazo y me arrastro hacia lo que seria el correctivo mas severo que me han arreado en el culo en mi vida. Y CON RAZÓN. Si no lo hubieran hecho así, yo abría seguido, probablemente, otro camino menos honesto del que cogí a raíz de tal incidente. Ni que decir que no volví a tocar un monedero en mi vida. Lo único que siento es que con mi actitud y al verse obligado a castigarme de tal manera, mi padre se encerró en el baño y rompió a llorar. Por que a el le dolió mas que a mi. Por que el que diga que a un hijo se le educa sin darle algún cachete en el culo, es por que no ha tenido hijos. O si los ha tenido, se los han educado otros.
Eso es lo fácil.
Esta gente de Save The Children han hecho un mega estudio, viajando durante 2 años a costa de las aportaciones de sus socios por 14 países para llegar a la conclusión de que pegar a los niños esta mal…. MANDA COJONES.
Pero esta gente no se para ahí, se convierten en Quijotes de su causa y ven gigantes donde solo hay molinos. Consideran que el menor no esta suficientemente protegido por la ley y pretenden que se castigue el azote en el culo…



POR DIOS… ¿QUE NO TENEIS COSAS MAS IMPORTANTES A LAS QUE DEDICAROS?… NO HABÉIS ACABADO CON LA EXPLOTACIÓN INFANTIL, CON EL ABUSO DE MENORES, CON LA EXPLOTACIÓN SEXUAL DE MENORES… etc. ¿Y QUERÉIS ACABAR CON UN SIMPLE AZOTE EN EL CULO? Pero claro, eso son problemas mas difíciles de resolver y no dudo que lo estéis intentando, pero hasta que no acabéis con los temas realmente importantes… POR FAVOR…Dejar de decir chorradas.


Muchas gracias.

15 comentarios:

  1. Cómo fue esa segunda azotaina? No la has contado.

    ResponderEliminar
  2. No fue solo una, pero esa fue la mas "correctiva"

    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto...
    Felices fiestas y bienvenida :)

    ResponderEliminar
  4. Ah me refería a la d la tarde q mangaste el dinero a tus abuelos. Tb fueron cuatro cachetes? T los daban contigo sobre su rodillas? O quizás es q somos marcianos.

    A mí no sé cts me daban, pero eran por estupideces. No me aprece bien q se castigue a los niños d esta manera, pero es eso, 4 cachetes q no sean demasiado fuertes no hacen mal siempre y cuando se exlique el motivo del castigo y se le diga y asegure al niño q se le quiere, pero si es muy pequeño, ya es otra cosa. Prohibir esto me parece... excesivo, quizás. Me pregunto si los q crecieron en los 40, 50, y 60, cuando se estlilaban tanto las azotainas a la antigua, están ahora traumatizados.

    D todas maneras, el castigo físico no creo q sea tan bueno, aunque el psicológico puede llegar a ser aún peor.




    Felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padrastro se entero que gaste todo el dinero de abuelo extendió su mano dura medio una tanda de bofetadas me dejo la cara roja con marcas

      Eliminar
  5. Pues no me sentaba en sus rodillas, usaba el sistema carrusel: Me agarraba del brazo y me corría a ostias dando vueltas alrededor suyo. Este sistema era bueno para mí por que mi padre se mareaba rápido y los cachetes no eran muchos. Juas. Por lo demás, totalmente de acuerdo contigo. Aun que yo no estoy a favor del guantazo en la cara. Es que no lo soporto.

    Felices fiestas y mejor entrada de año.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:06 p. m.

    Yo dije: estoy de acuerdo en que se debe poner limites cuando las cosas se salen fuera de control, pero no estoy de acuerdo con esas palizas brutales, pero si de ves en cuando con un cachete en el culo cuando es necesario.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo, anonimo.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  8. Parece una premonición de esta sentencia. Efectivamente hay que distinguir un cachete de los maltratos.Un cachete a tiempo soluciona problemas mayores después. No creo que a ningún padre, ni madre le haga gracia soltarle un tortazo a su hijo,( yo lo hice en una ocasión y creo que todavía tengo pesadillas y hace ya 15 años).
    Me parece exageradisima esa sentencia, y más separar al niñó de su madre 1 año. ¿por qué no miran los maltratos reales?, qu los hay muchos, como el caso de los cura que tu cuentas, u otros maltratos que sin ser físicos son todavía peores.
    Del tema de las ONG, yo he dejado de creer en todas ya, algún día igual les dedico un post.

    ResponderEliminar
  9. Estimado amigo, he encontrado este blog por casualidad, con este post de 2007, que me interesa y con el que estoy totalmente de acuerdo.
    Pero sobre todo me ha llamado la atención lo de la mano que parece un muestrario de pollas. No sé si realmente es una expresión común o si es casualidad.
    Porque es una anécdota que me contó mi pareja hace años. ¿Tu padre trabajaba en Unisys u otra empresa relacionada con el mundo de los ordenadores o los cerebros electrónicos?.
    Me gustaría conocer más sobre esa anécdota, tengo un blog dedicado a mi pareja que falleció hace un año donde en la categoría “Biografía” puedes encontrar más datos sobre él:
    http://floredo.wordpress.com/category/biografia/
    Un abrazo.
    Floredo

    ResponderEliminar
  10. Buenas tardes.
    Siento muchísimo la pérdida de tu pareja. Mi más sentido pésame.
    Y sobre mi padre, siempre ha trabajado en el mundo de la publicidad y sus manos son míticas por su tamaño, casi un once de talla y curtidas en mil batallas, imagínate.
    Lo siento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo8:36 p. m.

    hola yo castigo a mi hijo sveramente asiendolo escribir 50 veces "no volvere a molestar a mama y luego lo dejo encerrado en el baño mirando la pared y si se escapa lo mando a una escuela disciplinaria por el resto del dia que si se porta mal lo llevan al tobogan jigante ellos lo suben y alli en ese tobogan hay manos que se activan y bofetean el trasero y el cachete de la cara del niño y si se sigue portando mal lo agarran de la oreja y lo llevam a dormir

    ResponderEliminar
  12. Anónimo3:30 a. m.

    Bueno, ahí les va la experiencia y la opinión de alguien que se crió en los 60 y 70, cuando no había tantas estupideces como hoy día. Por supuesto mis padres me zurraban la badana cuando realmente lo merecía, eso sí, casi nunca me pegaban en la cara, para eso está el culo, que no padece (sic). Y conste que no hablo de cuatro o cinco azotes, sino de buenas azotainas (no las llamaré palizas porqué no lo eran) sobre sus rodillas y con el culo al aire, mi madre era con diferencia la que más veces repartía estopa, y para ello se valía de su inefable zapatilla; papá raramente nos zurraba, pero si lo hacía le bastaban sus manotas.
    El caso es que ni les guardo rencor ni veo nada malo en darle unos azotes a un niño, aunque tal vez en mi caso se pasaban un poco, pero la disciplina y los castigos son necesarios a veces. Eso sí, a un niño pequeño jamás se le debe pegar en la cara, su cráneo es demasiado delicado y puede ocasionarle daños irreparables.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo10:24 a. m.

    a mi me gustan los azotes pero no que me los den a mi

    ResponderEliminar
  14. Anónimo7:48 p. m.

    A mi mi tía es la que me castiga si soy conteston o grosero o Le respondo mal me voltea la cara literalmente ella tiene 36 pero me da unos cachetadones con toda la mano de esas que la boca te queda sabiendo a sangresita o si esta perfilada un revés inesperado yo tengo 16 y de verdad no se me ocurre levantarle la mano por que es mas alta que yo y nomas con los manazos que me pone me deja callado mirando al otro lado con los ojos aguados ya casi no me atrevo a contradecirla por miedo a que me reviente la boca como ya lo ah hecho y le dice a la empleada doméstica que si soy grosero también tiene permiso de corregirme ayer la empleada me dijo que recogiera algo y no la escuche me dijo es que eres sordo ? Y le dije callese
    No me joda me dejo en el piso del cachetadon que me soltó y me dijo aprenda a contestar o a
    Cachetadas le enseño y pues si no
    Me cachetea ella todo el tiempo lo
    Hace mi tía vivo todo el tiempo con dolor en la mandíbula y la cara roja o los labios partidos por que mi tía no se quita los anillos de las
    Manos cuando me da las de revés entincese
    Duele mucho

    ResponderEliminar

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)