martes, 30 de enero de 2007

Libetad de expresión.

Me toca los cojones que el fiscal que investiga el caso de las declaraciones, en Enero del 2006 de Pepe Rubianes, considere que estas fueron un ultraje a España y que vulneran el articulo 534 del codigo penal. Lo que se traduce en una multa de 60 € al día durante un año, en total: 21.900 €, por enviar “a la mierda a la España que demonizaba a Catalunya a causa del Estatut”
Para empezar, soy Catalán pero también soy español y entendí a la primera que lo que Rubianes quería decir es que enviaba a la mierda a los fachas, no a todos los españoles que no pensasen como el. Claro esta que Rubianes, como personaje publico que es tendría que haber medido sus declaraciones y haber considerado que cada palabra puede interpretarse de diferentes formas dependiendo de la persona y que si se sacan de contexto... Pues eso. Ya tenemos el pitote montado. El otro día, leyendo el blog de Eska leí algo en lo que no estaba de acuerdo y entramos en conflicto por no matizar nuestras opiniones, un conflicto que se arreglo hablando, no tirando la bomba atómica (aunque haya gente que le encante... lo de tirar la bomba, digo...) Si hay dialogo, hay solución y Pepe Rubianes ya aclaro públicamente lo que quería decir sin dejar cabida a la duda. Yo creo que hasta ahí debía haber llegado la sangre, pero no, la España mas profunda y cañí quiere la cabeza del cómico y no parara hasta que la sangre llegue al río.
La cuestión es: ¿Puede un personaje publico hacer según que tipo de declaraciones y quedar impune?
El ejemplo mas claro lo tenemos en Jiménez Losantos y sus colaboradores, personajillos ridículos que utiliza sus micrófonos para incitar al odio hacia Catalunya y todo lo que huela a catalán. Aun nadie ha iniciado una acción previa contra ellos y eso que lo que rebuznan por antena todos los días es como para encontrártelos por la calle y darles un guantazo de esos que suenan en la cara con la mano bien abierta.
Yo creo que todo es su justa medida es bueno. No estoy de acuerdo en que estos “personajes públicos” puedan arremeter contra todo lo que se mueve simplemente por la posición que ocupan, al contrario, esa posición conlleva mayor responsabilidad.
Libertad de expresión... SI pero con unas normas básicas de respeto y convivencia, fundamentales para el desarrollo de nuestra sociedad, una sociedad en paz.

Salu2.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aunque no pueda contestar a todos los comentarios, que sepáis que me los leo absolutamente todos, los tengo muy en cuenta y os los agradezco, de corazón.

Besos y abrazos a casi tod@s ;)